En ámbito porteño, con el 94,33 por ciento de las mesas escrutadas, Horacio Rodríguez Larreta tiene el 46,11 por ciento de los votos, contra el 32,19 por ciento que recibió Matías Lammens.

Si los resultados llegan a ser similares en las elecciones generales de octubre, el mandamás capitalino podría ir directo al ballotage y las expectativas para la reelección de Larreta, que está acostumbrado a sacar grandes ventajas con sus contrincantes, comienzan a desvanecerse.

 

Horacio Rodríguez Larreta on Twitter

 

Aunque Matías Lammens superó el piso histórico del kirchnerismo, con más del 30 por ciento de los votos, deberá trabajar fuerte en la campaña que viene para mantener los números o superarlos e ir a una segunda vuelta contra Larreta. 

La estrategia del gobierno porteño, se basa en contar las obras propias de la gestión larretista, pero el principal candidato opositor además de criticar con datos oficiales las políticas llevadas a cabo por el oficialismo, tiene propuestas propias que según el Frente de Todos, le cambiará la vida a los vecinos.

Días atrás, en declaraciones radiales, Larreta  puso paños fríos a la posibilidad de lograr su reelección como jefe de gobierno porteño en primera vuelta. Si bien admitió tener “buena onda de la gente la calle”, consideró que un triunfo “nunca sucedió en la primera vuelta”. Así, planteó la posibilidad de un ballotage ante Matías Lammens, el candidato del Frente de Todos.
"Nunca sucedió en la historia. nadie nunca ganó en primera vuelta”, remarcó Rodríguez Larreta en declaraciones radiales. “Obviamente, siento buena onda de la gente en la calle, que reconocen las obras que estamos haciendo, el trabajo, pero ganar en primera vuelta no tiene antecedentes", añadió.

La única vez en la historia que una elección se definió sin necesidad de segunda vuelta en al ciudad fue en 2000, cuando Domingo Cavallo desistió de participar en el ballotage ante un Aníbal Ibarra que en el primer turno orilló el 50 por ciento más uno de los sufragios. En las cuatro elecciones siguientes, el jefe de gobierno se definió en segunda vuelta.

 

Matías Lammens on Twitter

Fuente: Revista Que