Varias de las empresas cuyos empleados y ejecutivos figuran aportando a la campaña de Cambiemos en 2015, ganaron contratos millonarios con el Estado porteño y nacional. Así lo reveló un informe de La Alameda publicado este fin de semana en el diario Perfil, en el que además se asegura que el oficialismo en la Ciudad habría presentado para esas elecciones aportes de 1.147 empleados del gobierno porteño. Según la investigación, decenas de trabajadores de empresas contribuyeron supuestamente con $ 5.247.215 a la campaña de Macri. Entre 2015 y 2018, esas contratistas ganaron contratos con la Ciudad y Nación por $2.587.446.537. Entre ellas, hay al menos cuatro de servicios de seguridad y cinco de la construcción. 

Una de las mencionadas es Murata SA, quien ya se había visto vuelta en una polémica en el marco de la muerte de un joven en el ministerio de Ambiente y Espacio público porteño, tal como reveló Nueva Ciudad en 2018.  Ahora, Brenda Osso, una ex empleada de la compañía desentrañó cómo su nombre y el de otros 11 compañeros de su antiguo trabajo terminaron figurando en la lista de aportantes de esta campaña. Según detalla el diario Perfil, a la mujer la utilizaron tres veces: aparecía aportando $ 95 mil en el primer informe de gastos de las PASO en 2015; otros $ 30 mil a la campaña presidencial de octubre; y $ 16.500 más para la campaña legislativa del oficialismo en la provincia de Buenos Aires en 2017. 

Osso contó que el dueño de Murata, Roberto Raglewski, admitió que él había dado la lista de los empleados para la campaña. En 2015, antes de la victoria de Macri, Murata ganó licitaciones en el gobierno porteño por $ 1.271.154.650 para custodiar bienes. En 2018, obtuvo dos contratos por $ 55.814.398 en el Estado nacional. 

Otras de las empresas es Briefing Security. Según la investigación, cuatro ejecutivos de esta empresa aparecen aportando $ 320 mil a la campaña de las PASO 2015; otros $ 180 mil en la generales de octubre de ese año. Entre 2015 y 2016, la compañía de seguridad ganó licitaciones por $ 1.104.794.381 con el gobierno de la Ciudad. A ella se le suma otra compañía de seguridad que también repite el patrón. Es Sistemas Complejos de Seguridad. En 2016 ganaron licitaciones por $ 11.601.727. Tres empleados de la firma aparecen aportando dinero a la campaña presidencial.  

Miavasa SA tiene cuatro empleados o ejecutivos que figuran aportando dinero a la campaña 2015. La compañía ganó una licitación por $ 55.104.908 en 2017 con la Ciudad. La empresa sostuvo que su política es no aportar fondos a campañas electorales, como marca la ley, y que sus ejecutivos deben haber aportado a título personal. La empresa Econovo (antes Oscar Scorza) no respondió sobre si los ocho empleados que figuran aportando a la campaña de Macri realmente lo hicieron.  

Pero la polémica no termina ahí. El relevamiento también arroja que existen 1.147 empleados del gobierno porteño aportando a la campaña 2015.  Una de ellos es Sol Irurzún, sobrina de Martín Irurzún, el juez que el lunes pasado decidió apartar a Casanello de la investigación. La mujer (44) es abogada y figura como empleada del gobierno porteño desde abril de 2013. Aparece tres veces en los aportes a la campaña 2015 con un total de $ 31.500. La causa judicial por los aportes de campaña de la elección presidencial de Mauricio Macri pasó por tres jueces y aún no está confirmado cuál de los magistrados con sede en los agitados tribunales federales quedará al mando.   

 

Fuente:Nueva Ciudad