Debido al paro del día martes 30 y el feriado por el día del Trabajador del miércoles 1, la Ciudad de Buenos Aires amaneció el jueves abarrotada de residuos en todas sus calles. 

Contenedores repletos y varias bolsas de basura tiradas por fuera de los mismos, varias de ellas abiertas por el trabajo de los cartoneros o personas que buscan en la basura algo que comer. 

El secretario gremial de Camioneros, Marcelo Aparicio responsabilizó al gobierno porteño por “no contratar” el servicio de recolección durante el feriado del 1 de mayo. “Toda la vida hemos trabajado el 1 de mayo y en las fiestas. Hubo una decisión rara de la Ciudad de recortar gastos y no contratar el servicio a las empresas”, afirmó Aparicio. 

En las calles se acumularon más  de dos días de residuos y los recolectores aseguran que no será fácil normalizarlo. 

La semana pasada, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño había solicitado a os vecinos no sacar los residuos el martes 30 de abril y el miércoles 1 de mayo. El pedido no tuvo los efectos deseados.

 

Fuente: Infobae