El Luna Park abrió sus puertas a las 8 de la mañana para funcionar como centro vacunatorio contra el coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de la campaña para adultos mayores de 80 años y residentes de geriátricos.

En las afueras del mítico estadio se registraron filas de más de tres cuadras lo que ocasionó el fastidio entre los presentes. En el lugar reinó el caos y la absoluta falta de organización, protocolos y mínimas medidas de seguridad. 

"Siento mucha bronca porque nos mandan a todos acá. La cola tiene 5 cuadras alrededor y eso no puede ser. Si hay un vacunatorio en cada barrio por qué no nos mandan a cada uno a su barrio", dijo Gladys, una vecina 85 años del barrio de Caballito. 

Incluso, hasta el periodista Eduardo Feinmann destrozó a Horacio Rodríguez Larreta por la pésima organización: “Mal organizado. Una vergüenza”

Eduardo Feinmann on Twitter

 

 

 

Fuente: AM750.com