La crisis continúa golpeando a los negocios más reconocidos de la Ciudad. Esta vez, fue el turno de la histórica cafetería y librería Clásica y Moderna que tuvo que cerrar sus puertas luego de existir por 81 años.

La caída de ventas que hizo imposible la cancelación de una deuda de varios meses por el alquiler del espacio devino en el desalojo que se produjo esta mañana.

El espacio comenzó a sufrir "un proceso de desgaste", dice Fernando Monod, quien hoy está al frente de la librería.

"Es un momento muy difícil. Me hice cargo de la librería el año pasado, debido a la enfermedad de mi hermano, y en diciembre nos enteramos de esta deuda y buscamos diferentes maneras de llegar a una solución que, al día de hoy, no encontramos", explicó Fernando Monod.

"Ofrecimos propiedades para pagar la deuda, pero el desalojo ya estaba avanzado. Además, todo sucede en el mes de feria judicial, por lo que en ese sentido no pudimos hacer nada", agrega.

Ahora, con los abogados del propietario y de la librería en contacto, el panorama es incierto. Aunque existe una luz de que una solución es posible, una luz que tiene fecha de caducidad: un mes. Ese período de tiempo es el que poseen los administradores de Clásica y Moderna para cancelar el total de la deuda.

 

 

El cierre dejó a diez familias sin trabajo. La cafetería fue fundada en 1938 por Francisco Poblet, y fue Natalia Asunción Poblet quien la convirtió en un lugar de referencia de la cultura porteña. La librería fue frecuentado por personajes como Manuel Mujica Lainez, Alejandra Pizarnik, Arturo Jauretche, José Bianco, Beatriz Guido, Alberto Girri, Enrique Pezzoni, Juan José Hernández, Juan José Sebreli, Oscar Hermes Villordo, Ernesto Schoo, Liliana Heker, Ana María Shua y Sylvia Iparraguirre, entre tantos otros narradores y poetas.

Fuente:Nueva Ciudad / Infobae