Tabajadores de los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CESAC) porteños y las familias que allí concurren denunciaron que el Estado porteño ha reducido hasta en un 70% el envío de leche a dichos centros donde concurren niñas y niños menores de 5 años.

Oscar Trotta, uno de los médicos pediatra, indicó que “recibimos el reclamo por parte de las familias del centro N°22 de que no les entregaban la leche y el problema se replica en los otros centros de la ciudad”. Y agregó que de 3600 kilos de leche en polvo que recibían, que en febrero de este año solo obtuvieron 600.

El pasado martes, los trabajadores realizaron una actividad en las puertas del CESAC N° 12 para visibilizar en este grave problema que afecta a las familias más pobres y que están en situación de extrema vulnerabilidad, y para quienes la entrega de leche constituye un gran aporte en la alimentación cotidiana de sus hijos.

“Los primeros mil días que incluyen los 9 meses de gestación y los primeros dos años de vida, es el periodo donde se alcanza la mayor velocidad de crecimiento y desarrollo. Se trata de una etapa crítica en la que la nutrición juega un rol fundamental y si bien la lactancia materna es primordial, el aporte de leche a esa población constituye una estrategia indispensable”, explicó el médico.

Según cifras oficiales de la Dirección de Estadísticas de la Ciudad, en 12 meses el sachet de leche registró un aumento de más del 50%. Un incrementó que vuelve a este alimento elemental inalcanzable para millones de las familias con niños en edad de crecimiento. A esto hay que sumarle que la semana pasada se registró en numerosos supermercados faltante de la leche marca Armonía que se encuentra dentro del programa Precios Cuidados.

Vale recordar que el pasado lunes se conoció un nuevo informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) indicó que 12 millones de personas (que equivalen al 31.1% de la población) son pobres en el país.

Cada vez más lejos de la pobreza cero, prometido por el Gobierno nacional, estas cifras significan un aumento en los niveles de la pobreza, ya que según la UCA en 2018 la cantidad de personas bajo la línea de pobreza sumaban 10.773.000. Es decir, que en un año las políticas de ajuste de Cambiemos, a pedido del Fondo Monetario Internacional, provocaron casi dos millones más de personas pobres.

 

Fuente:La Izquierda Diario