El Sindicato de Docentes Privados (Sadop) seccional ciudad de Buenos Aires mantuvo este jueves una reunión con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, durante la cual plantearon su postura ante la presencialidad e indicaron que están siendo “forzados a trabajar, incumpliendo el decreto” de necesidad y urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández.

“El planteo central durante la reunión con el ministro Trotta fue que en la Ciudad se abrieron las escuelas y los empleadores nos forzaron a ir a trabajar, incumpliendo el decreto”, aseguró Javier Mahuad, secretario de Prensa del sindicato Sadop.

En la reunión participaron dirigentes del gremio y docentes de los distintos niveles educativos, quienes plantearon al ministro “las presiones que se reciben para trabajar en las escuelas de gestión privada, desde las subrepticias hasta las amenazas de descontar los días de paro”.

“También -indicó- durante el encuentro se habló de la vacunación y del hecho de que sólo el 15% del personal docente y no docente de la Ciudad está vacunado”.

Mahuad dijo que el ministro Trotta "fue receptivo" y calificó a la reunión como "más que satisfactoria".

"El ministro tomó nota y tenemos entendido que tendrá reuniones con los empleadores (los dueños de los colegios privados) y va a plantear nuestra situación”, dijo.

Docentes encolumnados en Sadop llevan adelante una retención de tareas presenciales y trabaja con un esquema de actividad pedagógica virtual.

La medida fue adoptada luego de que la Ciudad de Buenos Aires decidiera continuar con las clases presenciales pese al DNU 241/2021 que estableció desde el lunes último la modalidad remota por dos semanas y al fallo del juez federal Esteban Furnari, que dispuso que el distrito debía suspender la presencialidad hasta que defina la Corte Suprema.

 

 

 

Fuente: Télam.com.ar