El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, otra vez se salió con la suya y volvió a lograr que se amplíe el presupuesto, el más alto a nivel nacional. La medida fue aprobada con 41 votos positivos, 12 negativos y 4 abstenciones del Bloque Peronista.  Hubo fuertes críticas de la oposición.

Desde el Bloque peronista manifestaron que "las ampliaciones presupuestarias son una constante del Gobierno de la Ciudad", además de que "la inflación sube por el ascensor pero los salarios lo hacen por escalera".

Desde Unidad Ciudadana dijeron creer que las ampliaciones iban a a aparecer pero "esperábamos explicaciones, lo único que hubo fueron eufemismos, no explican nada. Cada vez que hay elecciones esconden el presupuesto para el año siguiente, está claro que no es un motivo de orgullo”.

La ampliación será por  $18.239.500.000. La iniciativa establece que 1.300 millones de pesos serán para afrontar “los créditos asociados al gasto en personal de la Ciudad” a raíz del otorgamiento de una suma fija no remunerativa y no bonificable de hasta 5.000 pesos a los trabajadores estatales.

Unos 6.403 millones de pesos serán destinados a “atender los requerimientos de inversión en obras, mantenimiento y redeterminación de precios de diversos ministerios”.

También se estima “necesario incorporar” 2.764 millones de pesos “para atender mayores gastos originados en la prestación de los servicios de comida y limpieza de escuelas y de recolección de residuos”; así como 1.415 millones de pesos para la compensación tarifaria a los servicios de transporte y “la provisión del subsidio a la educación privada”.

Por último, unos 5.656 millones de pesos estarán orientados a “adicionales para la atención de los servicios de la deuda pública”.

Fuente:RevistaQue