La dirección general de Infraestructura de Transporte del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lanzó la licitación pública N°873/SIGAF/2017, cuyo objeto era el de proveer e instalar macetas para las ochavas y que fue adjudicada a la empresa Viveros Cúculo SRL por 9.7 millones.    

Acorde a la información provista por el propio pliego, se instalarían un total de 624 macetas, lo que implica un gasto neto de 15.610 pesos por maceta. Lo llamativo, además del desorbitante precio que el Estado paga por una maceta, es que Viveros Cúculo ni siquiera fabrica macetas. De este modo, tuvieron que salir a conseguirlas de otro proveedor, la empresa mendocina Cimalco.

 

 

 

Entonces, ¿por qué le adjudicaron el servicio a Viveros Cúculo? La empresa, hasta el momento, se mantiene como una de las elegidas del gobierno de Rodríguez Larreta y Macri, proveyendo al CENARD, a la ex ESMA, a YPF, ACUMAR, a la Fuerza Aérea Argentina, AUSA y es, además, la compañía que instaló los jardines verticales sobre los puentes de Caballito y construyó los caniles en el parque Tres de Febrero.

 

Fuente:Realpolitik