Tras su salida del gabinete de ministros del Gobierno de la Ciudad, Martín Ocampo admitió este martes ser el "responsable político" de los incidentes que el sábado impidieron que se jugara la final de la Copa Libertadores entre Boca y River. "Las condiciones no estaban dadas", aseguró sobre los hechos de violencia que se registraron en las inmediaciones del Monumental.

"Se le estaba pidiendo un gesto (a Rodríguez Larreta), que me parecía que podía ser mi renuncia y que terminara así la situación y que conservara el proyecto de política de seguridad que nosotros iniciamos", afirmó, y agregó: "El Jefe de Gobierno lo entendió, le dije que lo mejor era dar un paso al costado, porque yo era el responsable político de lo que pasó el sábado, no técnicamente, operativamente quien está a cargo de estos temas, pero sí soy el responsable político".

En declaraciones a Radio Con Vos, detalló: "Se tomaron medidas de previsión pero no fueron exitosas. Había una estrategia con respecto al ingreso del micro que, claramente, no funcionó". Y concluyó: "Quedó demostrado que hay que casi militarizar un partido de fútbol".

A última hora de este lunes, Rodríguez Larreta confirmó que aceptó la salida de Ocampo como responsable del área de Seguridad porteña. Además, ratificó que el vicejefe Diego Santilli quedará a cargo en su reemplazo. Ocampo, abogado de la Universidad de Buenos Aires y militante radical de buenos vínculos con Daniel Angelici, podría volver a su puesto como fiscal general de la Ciudad, de donde se había tomado licencia para asumir frente al ministerio.  

 

Fuente:Nueva Ciudad