En el marco de su visita oficial a Roma, durante la cual se reunió con la alcaldesa de esa ciudad, Virginia Raggi, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mantuvo un encuentro privado con el papa Francisco el sábado pasado.

La reunión se mantuvo en un hermetismo absoluto hasta tal punto que los colaboradores del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fueron reticentes a la hora de informar el día y la hora del encuentro.

Según publicó Infobae, Rodríguez Larreta y Francisco dialogaron sobre cuestiones personales y realizaron un panorama de los nuevos desafíos que enfrentará la Argentina con el recambio de autoridades que se realizará el próximo 10 de diciembre.

A diferencia del presidente Mauricio Macri, a lo largo de su carrera política el mandatario de la Capital Federal mostró un acercamiento con el líder religioso, a quien fue a visitar a su residencia siempre que tuvo oportunidad.

Ambos se vieron por última vez en noviembre del 2017, en la sede de Santa Marta, y anteriormente también lo hicieron en agosto de 2016, siempre con el formato de audiencia privada y sin fotografía oficial, lo que se repitió en esta ocasión.

Si la reunión puede interpretarse como una diferencia con Mauricio Macri, de relación distante y tensa con Jorge Bergoglio, el momento le agregó un ruido adicional. El Papa había respaldado unas horas antes la iniciativa del Congreso para limitar las prisiones preventivas, una medida que podría beneficiar a funcionarios kirchneristas detenidos por causas de corrupción. Francisco no había ocultado su gesto serio en la visita de Macri al Vaticano en 2016, y el vínculo terminó de complicarse con el tratamiento de la despenalización del aborto en el Parlamento, en 2018.

Por lo pronto, mientras el contenido de esas reuniones permanece oculto, lo que se sabe es que el Sumo Pontífice señaló días atrás que no va a poder hacer una escala en la Argentina con motivo de la celebración de los 500 años de la primera misa en este territorio, como había trascendido anteriormente, y explicó que esto “no se puede todavía” porque está “lleno de viajes ya comprometidos”.

 

Fuente:Infobae/Clarin