La ceremonia de entrega de los premios Estrella de Mar 2020 se estaba desarrollando con normalidad en el Centro Cultural Estación Terminal Sur de Mar del Plata, hasta que se anunció al ganador de la terna al mejor director de la temporada por su obra "La mueca".

Como cualquier otro ganador, se subió al escenario acompañado por sus hijos, recibió su premio y aprovechó para agradecerle al jurado por haber reconocido al centro cultural Séptimo Fuego. “A mediados de enero salió la noticia que pedían que no nominaran al Séptimo Fuego. Somos los que pedimos que echen a Silvana Rojas -ex secretaria de Cultura de Mar del Plata- y los mismos que nos vendamos la boca porque prohibían hablar a los artistas”, dijo.

“Ayer recibimos una llamada anónima que decía que no quería que Viviana Ruiz -otra integrante de Séptimo Fuego- estuviera en la entrega. Soy el Séptimo Fuego y el hijo de Viviana Ruiz. En mis venas corre la sangre de Viviana Ruiz. Siempre vamos a estar denunciando estas cosas. Por mis venas corre la sangre de Viviana Ruiz”, continuó.

 

Marcos Moyano se corta las venas en público

En ese instante sacó de una funda un cuchillo, se cortó el brazo y comenzó a salir sangre. Martín Sala, director de la Revista Central, que se encontraba a su lado, rápidamente le sacó el elemento de sus manos. De todas formas, no pudo evitar que la Reina Nacional del Mar se desmayara y que todos los presentes pasaran un momento para el olvido.

Unos instantes después, en diálogo con la prensa, Moyano dijo que era un cuchillo de utilería y que lo sucedido no fue más que una simulación a modo de protesta.

“Es teatro, chicos. Es un cuchillo trucado, por supuesto, que parecía que sacaba sangre. El reclamo fue que salió en un portal de Internet la noticia luego de que me confirma telefónicamente una persona anónima que había una orden del municipio, desde muy arriba, que les pedía a los jurados que por favor no nominen a Séptimo Fuego porque eran los que venían a los Estrella de Mar a hacer quilombo, los que desplegamos la bandera y pedimos por la liberación de Milagro Sala ni bien estuvo presa”, explicó.

Y concluyó: “No pertenecemos a ningún partido político, no tengo ninguna bandera política. Siempre vamos a pedirle al político de turno lo que tenga que hacer”.

 

 

Fuente: Infobae