Pablo Lescano tomó la drástica decisión de darle su apellido a un joven de 21 luego de que la prueba de ADN que se realizó de manera privada diera positivo y la Justicia diera lugar a un reclamo de filiación.

En Intrusos, Maite Peñoñori explicó que la madre del joven se acercó al cantante después de muchos años a revelarle que había tenido un hijo suyo, pero él se puso a disposición para todo lo que hiciera falta recién a fines del año pasado.

“Él se hizo el ADN de manera privada y por fuera de la Justicia. Tras el positivo, pidió la filiación, es decir, reconocerse como padre y ahora lo que están reclamando es la cuota alimentaria de todos esos años”, explicó Maite.

De acuerdo a los datos que brindó la periodista de Intrusos, con la documentación que la respaldaba, el joven, que cumplirá los 22 años en agosto, y Lescano iniciaron el proceso en noviembre del año pasado, pero como ya contaban con las pruebas necesarias, en febrero le dio su apellido.

Maite señaló que, pese a que Lescano –que ya es padre de Bianca, Tomás y Mara- reconoció al joven, no lo ha incluido en su vida artística en todo el tiempo que lleva sabiendo de su existencia.

“No solo no tuvo el cariño, sino que este vínculo tan conflictivo le habría generado algunos problemas de adicciones que lo llevan a estar internado en rehabilitación”, agregó Maite, que especificó que el joven en este momento “se encuentra bien”.

“Su mamá lo acompaña muchísimo, pero ella siente que el rechazo afectivo que hubo a lo largo de todos estos años, es lo que lo habría hecho ingresar en las adicciones”, agregó la panelista, y especificó que el solo hubo tres encuentros entre ambos a lo largo de estos años.

“No es tanto Pablo, creen que es más la mujer de Pablo que prefiere que no se acerque y que no entable un vínculo real. Él tenía, en algunos momentos, intención”, explicó Maite para finalizar.

Fuente: Ciudad.com.ar