La cantante vivió una semana agitada por la polémica que desató su estrategia de marketing para promocionar su nueva canción “Puta”.

En ella, Barón emulaba afiches publicitarios símil al de trabajadoras sexuales y/o prostíbulos en los que hay víctimas de trata.

Dicha acción levantó un fuerte debate entre militantes regulacionistas y abolicionistas. Como consecuencia, Jimena tomó la drástica decisión de cancelar los shows que tenía programados este fin de semana por presuntos problemas de salud.

La cantante iba a presentarse este sábado en el Festival Nacional de la Manzana, en la Provincia de Río Negro, y el domingo en la Fiesta Nacional de los Jardines de Villa La Angostura, provincia del Neuquén.

Según explicaron en un comunicado, desde la productora de la artista informaron que Jimena presenta “un cuadro médico en el que se le recomendó reposo de 48 a 72 horas”, motivo suficiente para dar de baja sus espectáculos y no tener entonces que dar la cara luego de una semana agitada a causa de su controvertida publicidad.

Por otra parte, la cantante borró de sus redes sociales el polémico posteo en el que se la veía posar en panfletos de la calle con un número de teléfono y  también la defensa que hizo y la fotografía que compartió días después con Georgina Orellano , secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR), el sindicato de las trabajadoras sexuales.

 

Fuente: Exitoína