Con su gira Disciplina Lali Espósito lleva sus canciones y su propuesta artística por los escenarios del país. Cada concierto es un despliegue de adrenalina y melodías pop que acompañan sus fanáticos allá donde se presente. Y con el correr del shows se volvió habitual el beso en escena con bailarines, amigos y fans -por donde pasaron la China Suárez, Kevsho, Flor Jazmín y Nati Jota-, causando gran revuelo en las redes sociales y rebautizando la gira como Chape Tour.

En medio de sus conciertos, la actriz y cantante pasó por Nadie Dice Nada, el espacio que conduce Nico Occhiato en su canal Luzu TV, y en el que también trabaja Nati Jota. Y fue la influencer la que trajo a la mesa la actitud de la cantante, a quien describieron como el amor platónico de sus amigos, sin distinción de sexo.

En un plan confesional, la ex Casi ángeles abrió su corazón y sus recuerdos y contó cómo se había llevado a cabo el proceso: “Fui, de manera inconsciente compartiendo a través de mi música, y por ende con la gente, mi propio descubrimiento sexoafectivo, mi manera de sentir mi sexo, y mi manera de sentir amor en el formato que sea”, explicó Lali. Y fue más allá al realizar una profunda autocrítica al respecto: “Mis experiencias reales del último tiempo me hicieron dar cuenta de mis propias hipocresías, conmigo misma, no para el afuera, me mentía un montón, no aceptaba un montón de cosas que me gustaban, que quería…”, reconoció.

“¿En qué sentido? preguntó el conductor. Y la invitada se explayó: “Por ejemplo, que me gustaban las minas, o que tenía como una dualidad, como que siempre separaba que me gustaba una chica, pero me ponía de novia con chabones”, reveló Lali y coincidió con Occhiato en que es parte de “lo que traemos de manera cultural”.

Además, Lali repasó su historia y lo que el público percibía de ella: “Yo no era consciente de que era la construcción de la chica de la tele, políticamente correcta y simpática”, expresó, y luego aclaró. “Ser simpática me sale natural, pero sentía que estaba ocultando algo”, agregó.

Y en este momento, la jurado de La Voz Argentina contó cómo empezó a hablar a través de las canciones y de su arte: “No tengo por qué contarle a la gente todo lo que me pasa, pero en los últimos años me di cuenta que, por lo menos en mi música, necesitaba ser más franca y sentía que hay un público que necesita representación que no tenía una canción como “Dos son tres” o como “N5″ dentro del tipo de pop que hago”, afirmó.

“Yo no tenía una canción así en mi repertorio y ese público no las tenía en español con ese tipo de sonido que yo hago. Es subjetivo si te gusta o no, pero no estaba”. analizó. Y aclaró que con estas palabras no buscaba ser ejemplo: “Yo hago una canción como “N5″ y no tengo la necesidad de explicar si eso es real o no. Si me lo preguntás, es lindo charlarlo. Pero habla la canción. No sentí la necesidad de explicar demasiado”, aseguró Lali, que viene de presentarse en el Movistar Arena, luego de que agotara dos Luna Park en julio y que volverá al recinto de Villa Crespo con dos funciones más el 3 y el 4 de diciembre.

Fuente: Infobae.com