El cantante devenido en militante opositor recibió una mala noticia: tras la denuncia de un usuario, Twitter decidió suspenderle  momentáneamente su cuenta.

El Dipy debió recurrir a otra cuenta ya abierta para comunicarse con sus seguidores:

“Me aparece la cuenta suspendida, ¿por qué será?”, escribió el cantante.

E intentó verle una veta política sobre el hecho.

“Nunca me van a callar. Y ahora me voy a poner peor. Y voy a usar las tres redes”, advirtió.