Hace algunas semanas que la denuncia de Anna Chiara del Boca por abuso sexual contra su padre, Ricardo Biasotti, es el tema más importante en la mayoría de los medios del espectáculo. La semana pasada, finalmente, la denuncia se hizo formal frente a la Justicia, quien dictaminó una orden de captura inmediata contra Biasotti, asegurando que es una persona influyente y que podría darse a la fuga.

El domingo pasado, Andrea del Boca fue invitada al living de Susana Giménez, junto con el abogado de la familia, Juan Pablo Fioribello, y entre ambos analizaron el estado actual del caso. Andrea comenzó a explicar un poco cómo fue el tratamiento del caso cuando Anna Chiara era apenas una niña: “Ella me contaba cosas y yo las informaba. Ella no podía hacer las denuncias, por eso yo informaba al juez de familia. La Justicia de ese momento, estamos hablando de hace 12 años, era distinta a la actual. Un juez le prohibió verlo en el 2010, ella tenía nueve años. Fueron años muy duros y largos”, afirmó.

Del Boca dio varios detalles respecto a cuándo y cómo sucedieron dichos abusos, asegurando que los abusos comenzaron cuando Anna tenía tres años y duraron hasta los nueve. Además, Andrea explicó cuál fue su rol ante la gravedad de lo que estaba ocurriendo: “Lo que aprendí en este tiempo con la maternidad es que una tiene que preguntarse para qué y no por qué: hay situaciones que exceden a cualquier tipo de realidad, de entendimiento. La verdad es que Anna necesitaba una mamá todo terreno, una mamá fuerte y que la sostuviera”.

La actriz decidió revelar algunos detalles más privados acerca de la dinámica de estos abusos, explicando cómo fue que Anna, siendo apenas una niña, le hizo entender lo que estaba sucediendo con su padre: “Ella con cuatro años me lo contó y me lo dibujó. Se dibujó durmiendo al lado del padre y la novia de ese momento, desnudos, con todo lo que tiene un hombre y una mujer. Me dijo: ‘Espero tener 18 años porque ahí voy a ser yo y no vos para poder hablar'”, afirmó, contundente.

El caso de Anna Chiara y su padre data de hace muchos años, por lo que Fioribello aportó al relato algunos datos que sensibilizaron a los presentes en el programa de la diva: “Ella declaró ante un juez ‘por favor no me lleven más a lo de mi papá, no quiero verlo’. Destruida, se agarraba de las paredes, cuentan los familiares, porque tenía terror. Ella dice en primera persona que la obligaba a darle besos en la boca hasta los ocho años y que la atemorizaba”.

Susana aprovechó para preguntarle a Del Boca si la realidad de quien fue su pareja y es padre de su hija la tomó por sorpresa o si hubo algún indicio previo de esta conducta perversa, a lo que ella respondió: "No, porque estuve dos meses con él y no llegué a conocerlo. Lo que también es doloroso es que una mujer joven, como Anna, que con 19 años sale a confesar su dolor y a hacer una denuncia en la Justicia, cómo la reacción de algunas personas es denigrarla y tratarla de mentirosa”.

Como para cerrar una noche movilizante, Anna Chiara, que se encontraba en Estados Unidos con su familia pasando el día de Acción de Gracias, confesó sentirse mal por la situación: “Hablar de esto me moviliza un poquito bastante. Pero no quise dejar de llamar y transmitir mi buena energía a mamá que está hermosa. Besos a Juan por supuesto, y a vos”.

Luego de esta breve charla, el abogado continuó revelando detalles sobre la situación legal de Biasotti, explicando que hay grandes posibilidades de que el empresario, quien cuenta con un gran poderío económico, espere fugarse. De hecho, una persona en común que lo vincula con el denunciado fue a Puerto Madero, donde el abogado suele tener reuniones, y le ofreció que Biasotti le pague el doble de los honorarios que le financia Andrea. Ante el desafortunado comentario , Fioribello destacó: “Yo le quiero contestar públicamente que vengo de una familia judicial, mi padre es juez, en mi familia entera son todos abogados y la palabra honorarios viene de honor. Mi honor y mi apellido no se venden ni se cambian al mejor postor. Yo defiendo a toda la familia porque no me metería en esto si fuese un circo, por armar show. Creo fervientemente en esto… Ni comprándonos ni intentando hacer falsas denuncias, que me avisaron que van a hacer, nos van a calmar. La persona que hizo esto va a terminar detenida”.

De ser declarado culpable, Biasotti se enfrenta a una condena de hasta 20 años de prisión.

 

Fuente: Exitoína