Una exconejita de la Revista Playboy reconoció haber participado del crimen de su exnovio de 71 años, cuyo cuerpo fue encontrado en un auto. Su confesión podría reducir la pena.

La modelo fue arrestada en 2019 junto a otras dos personas con las que vivía, luego de que Thomas Burchard, un reconocido psiquiatra, fuera encontrado en el baúl de un auto abandonado en la zona desértica del este de Las Vegas, según publicó la Revista People.

Según reveló la autopsia, el profesional recibió varios golpes en su cabeza con un bate de béisbol.

La detención y posterior confesión de Kelsey Turner

Cuando la mujer de 29 años fue detenida, como principal sospechosa del crimen de Burchard negó “categóricamente” las acusaciones, sin embargo, mediante un acuerdo firmado con los fiscales, reconoció su participación en el crimen.

De esta manera, Turner se declaró culpable de un cargo de asesinato en segundo grado, según documentos judiciales citados por los canales CBS y NBC.

Según trascendió, el Gobierno tiene pruebas suficientes para condenarla, lo cual la pone frente a una sentencia de entre 10 y 25 años de cárcel: la sentencia se conocerá el 10 de enero de 2023.

La exconejita era la última persona implicada en confesar su delito: ya lo habían hecho el exnovio de Turner, Jon Kennison, y una mujer que era su compañera de cuarto, Diana Pena.

El hecho hecho, ocurrió cuando Burchard, que residía en California, viajó hasta Las Vegas para terminar su relación con la exconejita. “Ella dijo que había que noquearlo”, declaró ante la Justicia Peña, que determinó la suerte de Turner.

Fuente: C5N.com