El verano pasado Guillermo Coppola vivió un duro momento personal: diagnosticado positivo en enero pasado, fue dado de alta pero dos meses después fue hospitalizado en terapia intensiva ya que padecía falta de oxígeno.

“El 3 de enero me detectaron el virus, me dieron el alta el 15. Pero el 13 de marzo me interné con un temita respiratorio. Estuve en terapia un par de días, grave. Y salí con oxígeno, con el que actualmente todavía estoy”, contó el ex manager de Diego Armando Maradona a C5N.

En este contexto, Coppola reveló que si bien fue dado de alta nunca se recuperó al 100%: “Me costaba caminar los cien metros que tenía hasta la cochera. Me tenía que bajar el barbijo para respirar”.

Y, como nunca antes, contó que su vida estuvo en peligro: “Me hicieron una tomografía y tenía los pulmones cristalizados. Estuve dos días grave con asistencia respiratoria, con riesgo de vida. Cuando salí, los médicos me dijeron: ‘Vas a tener que usar oxígeno de por vida’”.

Desde entonces, el ex representante del Diez lleva una mochila de oxígeno para poder respirar: “El oxígeno lo usaba 24 horas, ahora voy bajando”, destacó en declaraciones a C5N y resaltó su mejora: “Me doy cuenta que un poquitito me agito, aunque ahora puedo hacer cosas que antes no”.

 

Guillermo Coppola después del coronavirus: "Necesito oxígeno de por vida"

 

 

 

Fuente: Minuto Uno