Nadia di Cello, la ex “Chiquititas”, pidió ayuda en redes sociales para obtener trabajo y poder mantener a sus hijos.

Su marido Fernando Migliano (37) está preso en el penal de Olmos por una causa de narcotráfico. Mientras tanto, su mujer se quedó a cargo de sus dos hijos. Desesperada y triste por la situación, apeló a la solidaridad de sus seguidores.

“Necesito su ayuda. Estoy en una situación difícil, sobretodo económicamente. Me cansé de pedir ayuda a todos los que conozco si saben de algún trabajo”, comentó en una historia.

Y agregó: “Por eso hoy decidí pedirle ayuda a todos ustedes… Si saben de algún trabajo ténganme en cuenta ya que necesito mantener a mis hijos y salir adelante. Gracias, los quiero”.

 

 

El hombre de 37 años tenía antecedentes de consumir cocaína a diario. En el momento que fue detenido a comienzos de noviembre, lo trasladaron al Hospital por personal policial por un cuadro de desviación de la cara y pérdida de fuerza del brazo y pierna derechos. “Se interpreta como un cuadro de ACV isquémico”, indicaron los médicos.

En una de las fotos de ella con sus hijos en Instagram, una seguidora le preguntó qué le iba a decir a sus hijos por la detención del padre. Al respecto, Nadia contestó: “Que existe en este mundo gente mala, morbosa y perversa, que disfruta del chisme como tú comprenderás”.

 

 

Fuente: Radio Mitre