Ángela Leiva en la actualidad es una de las jóvenes que mayor repercusión generó a partir de su participación del Cantando 2020. La referente de la movida tropical brindó una entrevista a Teleshow destacó el apoyo familiar que recibió cuando decidió dedicarse a la música.

“En mi familia siempre fuimos de clase media baja, laburantes. Somos tres hermanos. Y la verdad es que nunca hemos pasado hambre. Mis viejos siempre han hecho todo para que no nos falte la comida en la mesa. Por ahí cenábamos nosotros y ellos no o comíamos siempre lo mismo. No me da vergüenza decirlo. Al contrario: es lo que me enseñó a arreglarme con lo que tengo”, dijo la intérprete quien en certamen de canto hace pareja con Brian Lanzelotta.

Asimismo, recordó cuando su madre iba a sus conciertos sin avisarle. “Iba a un show y no me avisaba. No le gustaba subir al escenario, y de repente miraba y la encontraba entre la gente”, recordó. “Cuando falleció mi mamá decidí seguir porque era muy fan mía. Ella se decía mi ‘fan número uno’“, expresó.

“Murió de cáncer hace siete años, muy joven, a los 53. Fue un golpe durísimo. Dejé de trabajar un fin de semana y después dije: ‘No, a ella le encantaría que siguiera haciendo lo que amo’”, indicó y reveló: “Años después de su muerte, mi psiquis la veía. Era un flash: estaba cantando, me miraba y después desaparecía”, contó la compositora de “Amiga traidora”.

 

 

Fuente: Radio Mitre