Una sorpresiva denuncia de Susana Roccasalvo contra Lío Pecoraro fue expuesta esta semana. La conductora de "Implacables" inició una investigación en la Justicia por una serie de insistentes llamados que recibía en su celular mientras desarrollaba su programa, impidiéndole salir al aire, bajo una denuncia por amenazas y hostigamiento.

Así la Justicia determinó que el número pertenecía al periodista de "Todas las tardes" y él salió a decir su verdad.

“Jamás hubiera creído que eso estaba pasando”, contó el periodista que fue su primera reacción al enterarse de la denuncia. “Susana Roccasalvo entiende que la venían llamando a su teléfono para interrumpir su programa al aire desde un teléfono de identidad privada. Manda a hacer una investigación y salta un número que me pertenece. Claramente la llamé a Susana, tengo la lista, y la he llamado como lo hago con tantísimos colegas estando o no al aire. Idiota sería hacerlo desde mi casa, queriendo ocultar esa identidad, haciendo eso y creyendo que jamás hubiera saltado”, aseveró Lío.

Y con el tema circulando por todos los medios de comunicación, Tomás Dente contó en "Nosotros a la mañana" la firme decisión que tomó El Nueve para que la grieta entre dos figuras de su pantalla se termine.

"Intenté comunicarme con Susana pero me bloqueó en el teléfono. El problema es del que se enoja. Pero hay internas muy fuertes en canal 9. Está muy caldeado el tema. De hecho, hay una prohibición vigente: no se puede hablar del conflicto Pecoraro-Roccasalvo en la pantalla del canal", informó Tomás, tras el cruce que él también tuvo con Susana.

Y cerró: "Cuando los mismo protagonistas lo exteriorizan, es muy difícil parar la bola de nieve. Hay muchas internas".

 

 

Fuente: Primiciasya