Libertad Leblanc murió a los 83 años en su casa. La mítica actriz se encontraba con internación domiciliaria, luego de permanecer en terapia intensiva en el Hospital Rivadavia por una pulmonía avanzada.

Los problemas de salud de la conocida ex vedette y actriz no eran nuevos y habían empezado unos años atrás, tras un viaje a España donde había ido para vender un departamento. Bajo esas circunstancias, estresada por la operación inmobiliaria, sufrió un cuadro cardíaco que derivó en una internación. De regreso a la Argentina, arrancó un tratamiento, pero nunca más volvió a reponerse. 

 

 

En la historia del séptimo arte nacional, Leblanc será equivalente de símbolo sexual. Los años '60 y '70 significaron las décadas de gloria para la actriz, como ocurriera con la Coca Sarli. Una de sus películas más recordadas tiene un título que ahora sería inapelable: Acosada, de 1964. Actualmente, este filme es considerado el de mayor difusión internacional de la llamada "diosa blanca".

"Creo que fui de las primeras feministas, pero otra forma de activismo. Cortaban mis desnudos, los prohibían, y se hacían sus propias películas caseras para pasar a sus amigos", dijo durante una entrevista con Clarín en 2019.

 

Isabel Sarli y Libertad Leblanc con Mirtha Legrand 1994 DiFilm

 

Libertad María de los Angeles Vichich nació en Guardia Mitre, departamento de Adolfo Alsina en la provincia de Río Negro, un 24 de febrero de 1938. Bajo su nombre artístico filmó 30 películas entre 1960 y 1989.

La actriz tenía un gran peso en la industria del cine nacional. Un dato que se podía cotejar viendo las cláusulas de los contratos que firmaba, edactados de puño y letra por la propia Leblanc. "El productor se compromete a no hacer figurar en la película a ninguna otra actriz con caberllo claro"; "Será la actriz quien elija al galán"; "El nombre de ella irá en tamaño grande arriba del título del filme" y "El productor cederá a la actriz el derecho exclusivo de explotación en no menos de cinco países".

Su imagen arrasadora, y ser un ícono del cine erótico, también le trajo problemas dentro de la industria y los medios de comunicación: "Me prohíben, me persiguen sin razón, como si fuera pecaminosa. Parecería que mis senos y la forma de mi cuerpo fuesen la única demostración de sexo en este país. Más que mi imagen erótica, cortan mi imagen de mujer que se abre camino sola en la vida. No produce incomodidad mi escote, sí mi expresión de mujer pensante", declaraba a finales de los 70. 

 

 

 

Fuente: Mdzol.com