La casa de Gran Hermano 2022 está viviendo semanas convulsionadas. En medio de la tensión por el ingreso de nuevos participantes y el inminente repechaje, un participante fue acusado de manosear a una compañera y los usuarios de redes sociales reclamaron que sea expulsado del reality.

Se trata de Ariel Ansaldo, uno de los últimos "hermanitos" en ingresar a la casa. El parrillero de Berazategui quedó en medio de un escándalo después de que se viralizaran imágenes donde toca a Romina Uhrig sin su consentimiento mientras la joven estaba dormida.

El episodio sucedió durante la prueba semanal. Los participantes fueron divididos en grupos y debían permanecer atados entre sí. Romina y Ariel, que enfrentaron el desafío juntos, se tiraron a descansar en el sillón mientras conversaban con sus compañeros.

Pero Romina se quedó dormida y él aprovechó el momento para darle unas palmadas en la cola. Nacho notó la situación y no dijo nada, aunque se lo notó visiblemente incómodo. Los seguidores del programa denunciaron a Ariel por acoso y reclamaron que sea sancionado como ya ocurrió anteriormente con Alfa.

Tweet de CrisTian

Fuente: Rating Cero