Los peritos caligráficos de San Isidro concluyeron que la firma de Diego Armando Maradona en papeles encontrados en poder del médico Leopoldo Luque no eran auténticas y fueron falsificadas.

Se trata de documentación encontrada en allanamientos realizados en la casa del médico, donde se solicitaba a diferentes sanatorios historias clínicas del astro del fútbol en vida. 

Este estudio realizado podría complicar la citación del médico investigado por la muerte de Maradona y sumarle una acusación por falsificación de documento privado. 

No se descarta que Luque pueda ser citado a dar explicaciones o bien a realizar un cuerpo de escritura para cotejarlo con esas firmas ahora consideras falsas por los peritos oficiales. 

Además, si bien la autoría de la presunta falsificación no puede ser atribuida a Luque, lo cual es materia de investigación, las fuentes señalaron que el solo hecho de que los documentos estuvieran en su poder lo hace sospechoso del delito.