El pasado 31 julio falleció Nélida, la madre de Silvia y Guido Süller, a los 91 años de edad.

Tras conocerse la noticia, Guido reveló que se encontraba devastado y atravesando un duro momento.

“Me estoy llorando todo, espero que de a poco se me pase”, declaró el mediático horas después de la triste noticia.

“Había ido a comer pizza con cerveza con mi hermana. Al día siguiente le salió un sarpullido, llamamos al médico, le dio un remedio, no le hizo nada y al otro día estaba peor así que la internamos”  relató Silvia sobre los últimos días de Nélida.

Por otra parte, su hermano Guido denunció que para él, Nélida había sido víctima de mala praxis y “la habían envenenado” ya que “fue todo muy sorpresivo”. “El sarpullido se le fue, pero después le salió un herpes en la boca que se fue propagando en la lengua, garganta y esófago. Le hicieron un estudio de defensas y las tenía tan bajas como una persona con inmunodeficiencia. Entonces, empezó a pescar cualquier virus o bacteria en el ambiente” explicó. 

Tras esta dura situación, en las últimas horas se conoció que Guido fue internado de urgencia debido a que el estrés producido por el fallecimiento de su madre lo llevó a sufrir reiterados ataques de pánico.

En diálogo con Aire Digital, Tomás explicó que Guido Süler “tiene síntomas de ataques de pánico porque lo sobrepasó la situación. Los médicos le recomentaron que hiciera reposo”.

Por el momento se encuentra sedado y bajo observación médica. 

 

Fuente: Paparazzi.com.ar