La región sudamericana vive momentos de gravedad institucional: al golpe contra la democracia boliviana, se le suma el conflicto de Chile con la represión de Sebastián Piñera.

Pese que el gobierno de Cambiemos, Macri y el canciller Faurie se niegan a reconocer que en Bolivia hay un golpe de Estado, Mirtha Legrand no dudó y, sorpresivamente, corrió por izquierda a la postura del Presidente.

Durante una conferencia de prensa, "La Chiqui" aseguró que la salida de Evo Morales en Bolivia constituyó un "golpe de Estado". 

A pesar de ser una reconocida seguidora macrista, la conductora se despegó de la posición oficial y expresó que “es preocupante” lo que ocurre en los países de la región.

“Es muy preocupante lo de Bolivia y Chile porque los pueblos se copian, estoy muy alerta. Debemos estar muy alerta”, afirmó.

“Pienso que lo de Bolivia es un golpe de Estado”, aseguró Legrand.

 

 

Fuente: Política Argentina