Desde hace tres años, Pity Álvarez se encuentra privado de su libertad tras ser acusado de homicidio agravado.

El cantante de Viejas Locas cumplía la prisión preventiva en el penal de Ezeiza. En las últimas horas se conoció que fue trasladado a un centro de salud mental ubicado en Castelar debido a que en julio de este año se cumplieron tres años de la prisión preventiva y ese es el límite por ley.

Pity Álvarez está en una clínica de salud mental

El hecho por el que el compositor está acusado ocurrió el 12 de julio de 2018 frente a la Torre 12 B del barrio Samoré, en Dellepiane Sur y avenida Escalada, de Villa Lugano.

Allí y de acuerdo con la investigación judicial, Pity Álvarez salió junto a su novia y de repente se acercó a ellos Cristian Maximiliano Díaz, alias “Gringo”, un conocido del barrio con quien comenzó a discutir y, según la acusación, fue porque la víctima “le recriminó a andar diciendo que él le había robado unas pertenencias de una mochila”.

Testigos afirmaron que Díaz empujó e intentó pegarle a Álvarez y él extrajo una pistola calibre .25 y le efectuó a la víctima un primer disparo en la cara y luego lo remató de otros tres.

Poco después, Álvarez abordó con su novia a un Volkswagen Polo y a los pocos metros le pidió a la joven que arrojara la pistola en una alcantarilla, tras lo cual, ambos fueron al local bailable “Pinar de Rocha” de Ramos Mejía.

Álvarez estuvo casi un día prófugo hasta que el 13 de julio de 2018 se entregó en la comisaría 52, único momento en el que se refirió al hecho cuando le dijo a la prensa: “Lo maté porque era él o yo. Y creo que cualquier animal haría lo mismo”.

Fuente: Infobae.com / Youtube América