Días atrás Claudia Zucco se presentó en el programa Intrusos y manifestó ser la hija biológica de Raúl Taibo.

Inmediatamente, el actor se comunicó con ella y se puso a disposición para realizarse un examen de ADN.

Sin embargo, tras realizarse el examen genético Taibo rompió el silencio y brindó su opinión sobre el relato de la mujer, quien asegura que su madre había mantenido una relación con él mientras trabajaba como empleada en la casa de la abuela de Soledad Silveyra.

"Son días muy movidos, estoy muy conmocionado. Yo quería resolver todo esto de una manera más privada y humana. Pero me persiguieron con cámaras, todas las noches tengo cámaras en el teatro acosándome para que conteste cosas que había dicho que no iba a decir en público. Por eso ahora estoy en este espacio donde me siento respetado", dijo Taibo en diálogo con el programa Confrontados.

El actor contó que un productor de Intrusos le alertó que se iba a presentar una mujer que decia ser su hija. Pero Taibo no quiso hablar en televisión porque quería tratar el tema en privado.

"Vi el programa muy conmocionado por esta señora, por su estado, por lo que pasó. Me puse en el lugar de ella… Tantos años creyendo algo así… Entonces acepté que le dieran mi número de teléfono", dijo Taibo y aseguró que se reunió con ella para realizarse el estudio.

Sin embargo él está convencido de que ella no es su hija: "Yo no recordaba nada de lo que ella decía. Era muy improbable en ese sentido haber tenido contacto con su madre porque en esa época yo no conocía a Solita Silveyra".

"Me parece rarísima (su historia) porque también cuenta que nos íbamos a ir a vivir a Tucumán… Y mirá que yo no era de hacer mucho verso cuando era chico. Ahora menos, pero en esa época estaba en pareja y yo no andaba por afuera haciendo nada, eso sí lo recuerdo perfectamente. No había sufrido tantos accidentes en mi vida que pudieran afectar mi capacidad de recordar. Me resulta muy extraño. Eso se lo dije a ella pero también le comenté: 'Entiendo que estás viviendo esto hace mucho, me pongo en tu lugar y también quisiera saberlo porque es tu identidad'. Y por eso me hice el examen".

Pese al acuerdo de continuar la situación por privado, la mujer volvió a aparecer en televisión y su actitud no le gustó al actor: "No había cámaras ni prensa, ella estaba con una prima y yo con un amigo. Pero después me llaman y me dicen 'están apareciendo estas fotos en ese programa'. Me comunico con ella y le pregunto cómo puede ser, y me dice que no tiene idea quién mandó las fotos. Después me enteré quién las mandó… Y me llaman otra vez para decirme que ella estaba hablando en el programa cuando habíamos dicho que lo público lo íbamos a dejar de lado. Entonces me empecé a preocupar".

"En sus respuestas empiezo a notar una gran confusión, un gran desequilibrio, y dejé de tener conversaciones con ella porque me dio la impresión que sigue convencida de que este asunto es así, o sea que lo que le contó la madre es cierto -reveló-. Entonces no quise entrar en ningún debate y estoy esperando los resultados, simplemente para poder hablar de algo un poco más elaborado".

"Tampoco voy a hablar de ella ni juzgarla, simplemente quiero contar lo que hice y las acciones que tomé y que la estoy pasando realmente mal porque en realidad confié, y entonces romper el acuerdo que habíamos hecho y seguir insistiendo con los medios…", concluyó.

 

Fuente: Infobae