''Hola Alberto, la verdad que estoy muy mal con todo esto, ¿entendés?'', arrancó Ventura la conversación. ''Vos estás mal, pero yo soy el único que está a cargo de mis hijas, vos no podés hablar así porque me estás haciendo un daño terrible, la única imagen paterna que tienen las nenas soy yo Luis, te lo pido por favor otras veces también te he pedido por favor’’, dijo Ferriols.

"Bueno bajemos el tono y hablemos tranquilamente, acá yo soy un convidado de piedra en toda esta historia, yo no hice nada salvo ayudarlos y me veo involucrado en un juicio de un millón de dólares. Me gustaría porque vos lo debes saber muy bien, porque vos viniste con Beatriz ese día que ella gestionó conmigo y que vos digas, a mí me sirve, porque a mí me están haciendo bosta en todos lados simplemente por haberlos querido ayudar en una situación que yo desconocía y de la que yo no participé para nada, y te consta, porque a mí me llamó Beatriz 500 veces para tratar de protegerte’’, dijo Ventura, desligándose una vez más de la cámara oculta que marcó la vida de Salomón para siempre.

Luego, el ex Intrusos le pidió: ''Lo que te pido simplemente es que digas la verdad con respecto a algo, que la que me llamó fue ella a mí, porque queda como que yo pergenié un plan siniestro para cagarlos a vos y a ella, y no es así’’.

''¿Pero yo que tengo que ver? ¿Yo te estoy haciendo un juicio a vos Luis?’’, arremetió Ferriols. ''Entonces yo cuento lo que realmente me pasó’’, le contestó Ventura. ''Me parece correcto que vos cuentes tu verdad’’, le aclaró el cirujano.

 

 

 

Fuente: Exitoína