Christian Petersen vivió un tenso momento en el último programa de El gran premio de la cocina. Y es que en sus instancias finales, el ciclo parece tenerlos a todos nerviosos. Resultó que en esta ocasión, el chef trató de salame a uno de los semifinalistas porque se le olvidaron algunos ingredientes para la preparación del plato.

Santiago, uno de los participantes, le sacó al otro de la mesada un poco de manteca. Cuando Juan Marconi lo mandó al frente, el chef se refirió al joven con un fuerte exabrupto. "Si no agarró... Qué poco tino, ¿no? Estaba el conductor con el cocinero hablando y pasa por al lado para que el jurado vea que se olvidó cosas... Es un salame", lanzó el chef e inmediatamente el conductor le dijo al concursante que tenía que devolver lo que se había agarrado.

Después de conocerse los puntajes que lograron los cocineros en el último día de la semana, Peque terminó de último en la tabla de posiciones, por lo que automáticamente quedó eliminado.

 

Christian Petersen trató de "salame" a Santiago

 

Notablemente emocionado, el campeón de la primera temporada de El gran premio de la cocina agradeció por el hecho de haber estado nuevamente en el concurso y se emocionó hasta las lágrimas provocando la misma sensación en Carina Zampini, y hasta en Christian Petersen. El chef que suele ser bastante duro con sus devoluciones, en principio no quería dirigirse a Peque para tratar de evitar lo inevitable: quebrarse.

"Me cuesta un poco la verdad, me emociono, lo quiero un montón, me parece que es un buen tipo, se nota cuando cocina y eso me encanta", dijo Christian Petersen, notablemente afectado. Posteriormente, sin poder disimular el nudo en la garganta y las ganas de llorar, el jurado de El gran premio de la cocina terminó de alentar a Peque: "Te lo quiero decir, porque la cocina es ser buena persona y vos lo sos".