Un picante debate sobre cómo implementar políticas públicas para reducir la desigualdad y la pobreza, y a la vez generar trabajo y riqueza en Argentina, trenzó a Nito Artaza y Javier Milei en una fuerte discusión que llegó hasta los insultos. Llegado a un punto en el desacuerdo ideológico entre ambos, el Artaza ironizó: “A Javier le puedo producir un espectáculo, pero no creo que se salga de la crisis con políticas todavía más neoliberales. Tampoco coincido con lo que dice de que la política es basura. Si nos hemos equivocado hay una deuda de los demócratas, no de la democracia”.

En ese momento, el economista que se define como anarcocapitalista explicó el origen del concepto de neoliberalismo: “Si me acusás a mí de neoliberal sos un fascista, un nazi o un comunista. Cuidate con las burradas que decís”. Entonces, todos en el estudio estallaron de risa por el disparate de Milei, y con una sonrisa Artaza: “Javier, sé serio, el humorista soy yo acá”.

De ahí en más el diálogo fue in crescendo hasta que el exnovio de la cantante Daniela descalificó al esposo de Cecilia Milone: “No me puedo pelear por las ideas porque no sabe nada de economía y habla sin saber”. Indignado, Nito replicó: “Parece que vos no sabés nada de política o sentido común”.

Y Milei explotó: “¡Cómo voy a saber de política si soy un tipo honesto! Para hacer política hay que ser chorro”. Furioso, Artaza se defendió diciendo que era “político y honesto”. Ante la escalada verbal, Fabián Doman intentó frenar el escándalo, les cortó los micrófonos a los adversarios, aunque de fondo se alcanzaban a oir los excesos desencajados de Javier, como “zurdos de mie...”, “bolu...”, “idiot...”.

Picante, Diego Brancatelli los toreó: “Abrazo o trompada, pero hagan algo, levántense”. Al final, media hora más tarde de que Nito Artaza chicaneara a Javier Milei de que se ponía nervioso por “falta de argumentos sólidos”, ambos dejaron de lados sus diferencias y se fundieron en un abrazo fraternal.

 

 

Fuente: Ciudad Magazine