En la noche de ayer se conoció que la conductora de 77 años debió ser internada en el Sanatorio Cantegril de Punta del Este tras presentar complicaciones en su cuadro de coronavirus.

Según publicó el diario Clarín su hermano, Patricio Giménez, aseguró que el cuadro de Susana no sería de gravedad pero sí complicado.

Por otra parte Pía Shaw reveló en Los ángeles de la mañana que la diva podría ser trasladada en las próximas horas al sanatorio Otamendi, en Buenos Aires.

"Se comunicaron con el Otamendi. Están hablando, por un tema de la obra social. Está bien, pero hablaron para que el Otamendi esté preparado por las dudas. Está todo bien con los médicos (de Uruguay) pero falta un poco aparatología y estaría bien que venga a Buenos Aires", informó la periodista.

"No estaba saturando bien y tuvieron que internarla de urgencia en Uruguay en el cuarto piso del Sanatorio Cantegril", sumó Ángel de Brito, conductor del programa.

Y siguió: "Había pasado todo el día con algunos momentos mejores y otros peores. Los médicos la estaban monitoreando a distancia pero decidieron directamente internarla, que esté controlada y hacerle todos los estudios".

"Fue ingresada 23.30 con una saturación pésima. Y contrario a lo que decían, hace tres días que venía con un cuadro complicado, muy cansada en la cama sin moverse, con muchos dolores en el cuerpo y alta temperatura", añadió.

El conductor aseguró que se comunicó personalmente con su hija, Mercedes Sarrabayrouse quien "evidentemente no quiso contarme la realidad para no preocupar porque Susana no quería que se sepa ni preocupar a nadie o que estemos hablando todos del tema".

Según las fuentes de De Brito, el jueves temprano la diva se sentía bien pero a la noche tuvo una recaída en cuanto a la saturación de oxígeno en sangre.

"Está en el piso en donde están todos los pacientes con Covid. No está en terapia intensiva ni con respirador. Y hoy a la mañana se hizo una junta médica para evaluar todos los estudios que se le empezaron a hacer a partir de su internación", añadió Ángel.

Y completó: "Lo que me dicen desde la clínica es que la situación no es buena, es una paciente de cuidado, tiene una neumonía unilateral en el pulmón izquierdo y eso es lo que desencadenó la falla en la saturación".

Además, Pía Shaw (42) aseguró que a Susana no le adelantaron la segunda dosis de la vacuna. "Ella tenia turno para el 12 de junio y se la dieron el viernes 4 porque la llamaron diciéndole que había sobrantes", aclaró la angelita. 

La diva recibió la primera dosis de la Pfizer en el Campus de Maldonado el 24 de abril pasado. "Iba a ir a Estados Unidos para vacunarme, pero no era fácil llegar y mejor decidí quedarme en mi casa", había dicho poco antes de ser inoculada en una entrevista con Radio Rivadavia.

 

 

 

 

Fuente: Clarín.com.ar