Más de un hincha abrió los ojos como nunca antes. Se quedó con la boca abierta y por unos segundos no se pudo mover. Sí, porque eso es lo que genera Juan Román Riquelme en la gente de Boca. Y el volver a verlo volver a jugar es un sueño tan grande que parece imposible.

Pero Jorge Ameal se levantó ayer con ganas de revolucionar al mundo Xeneize. Y en diálogo con Futbol 910, programa de Toti Pasman, el presidente sorprendió cuando dejó de lado las denuncias contra la gestión de Angelici, los análisis sobre cómo está el equipo y demás. 

Los entrevistadores le consultaron por la chance de que Clemente Rodríguez termine su carrera con la camiseta azul y oro puesta, pero él se fue para otro lado: "Es un chico bárbaro. Tengo afecto. Si el técnico lo cree conveniente y el Consejo. ¿Sabés quién me gustaría que juegue? Román".

Como si no estuviese soltando una de las declaraciones más fuertes del año, siguió: "Se lo digo permanentemente. Siempre le digo que tiene que jugar. Lo veo y le digo qué bien que estás, estás para jugar. Necesitaríamos unas siete u ocho Bomboneras si volviera".

Ante la sorpresa de propios y ajenos, no sacó el pie del acelerador: "¿Lo vieron jugar mal alguna vez? Si hablan de Verón en Estudiantes, como no podemos hablar de Román en Boca. Tiene 42 años y está entero. Ojalá pueda jugar un partido por los puntos. Le dije cuándo hacemos el partido despedida, uno en cada provincia". 

 

 

Fuente: Bolavip.com