Boca comienza a rearmarse para la temporada próxima. La dirigencia deberá aprovechar el parón por Copa América para reemplazar a los futbolistas que dejarán el club en este mercado de pases -son varios, podría perder incluso más de un jugador por línea- con nombres que estén a la altura de pelear hasta el final la Copa Libertadores.

Quizá la máxima preocupación para Miguel Ángel Russo esté puesta ahora en la delantera. Las varias bajas que su equipo sufrió en ese sector de la cancha lo obligan prácticamente a incorporar para suplir la pérdida de goles causada por las salidas de Carlos Tevez, Mauro Zárate, Ramón Ábila y Franco Soldano.

Es por eso que uno de los principales apuntados casi desde el inicio fue Nicolás Orsini. El punta de Lanús fue verdugo del Xeneize la última vez que visitó La Bombonera, cuestión que explica el por qué Juan Román Riquelme fue corriendo a preguntar por él. En las últimas horas, el presidente del Granate Nicolás Russo contó que el pase estaba caído debido a que Boca decidió no ceder a Agustín Obando al equipo del sur del Gran Buenos Aires.

Así se explica quizá que el club de La Ribera esté negociando ya por otros dos jugadores en esa posición. Ellos son Franco di Santo y Michael Estrada, dos que ya pululaban por la órbita azul y oro. Según Julio Pavoni, Boca ofertó una suma total de 5 millones de dólares por ambos. A San Lorenzo, por el ex-Chelsea, le llegó una oferta de 2.4M por la totalidad del pase. En cuanto al punta ecuatoriano, Toluca recibió una de 2.5 por la mitad del mismo. ¿Se dará?

 

 

Fuente: Bolavip.com