A mediados del 2018, luego de emprender unas extensas negociaciones, Boca finalmente pudo concretar la incorporación de nada más ni nada menos que Lucas Olaza. El ex hombre de Talleres, que duró apenas seis meses en el club, posteriormente fue transferido al Celta de Vigo y actualmente quedó cedido en el Valladolid hasta mitad del presente año.

Por otra parte, a inicios del 2019, mientras concretaba la salida del uruguayo, el Xeneize, mediante una gran inversión de por medio, dio uno de los golpes de aquel mercado de pases al acordar la transferencia de nada más ni nada menos que Iván Marcone. Durando poco más de un año y medio en el club, el ex Cruz Azul fue prestado al Elche.

Pese a que ambos protagonistas tienen estipulado sus regresos al conjunto de La Ribera a mediados del presente 2021, lo cierto es que en las últimas horas se reportó que el cuadro argentino habría cerrado las ventas del lateral izquierdo y el mediocampista en cuestión.

A falta de confirmación oficial, mientras que Boca recibiría una suma cercana a los 4.5 millones de dólares por la venta de Olaza -número por el que el uruguayo estuvo cerca de ser vendido al Celta de Vigo-, se especula que la partida de Marcone le dejaría al Xeneize una cifra próxima a los 5 millones de la misma moneda.

 

 

 

Fuente: Bolavip.com