Tito Ulloa tiene 81 años y desde hace siete años padece un alzhéimer que se agudiza con el paso del tiempo. Cada vez se acuerda menos de las cosas y ya no reconoce a sus familiares ni dónde vive. Sin embargo, hay algo de lo que no se olvida: su amor por Quilmes.

Este hombre de 81 años regresó al estadio del club bonaerense después de 14 años y las imágenes de ese emotivo momento se hicieron virales. Ni bien llegó a la tribuna, abrió los brazos y se tomó el corazón.

La emotiva visita de un fanático de Quilmes.

“Hay que ser hincha de Quilmes para saber lo que siente: amor, pasión”, expresó en una entrevista desde la cancha del Cervecero a C5N. Allí fue junto a su hijo mayor, Marcelo, con quien comparte el mismo fanatismo: “En nuestra vida, Quilmes es muy importante”.

“Yo vivía en Longchamps, me mudé a Mar del Plata en 2008 y desde ese momento, mi papá no vino más a la cancha. Nosotros veníamos siempre de local y de visitante. A partir de ese momento, al no tener cómo trasportarse, dejó de venir”, comentó.

La CONMOVEDORA HISTORIA de TITO: tiene ALZHEIMER, pero NO OLVIDA su AMOR por QUILMES

“Le pegó muy fuerte (ir a ver a Quilmes). No reconoce muchas veces ni a mis hermanos, ni a mí, ni a mi mamá. De Quilmes se acuerda de todo. Te dice formaciones completas”, expresó Marcelo, quien se emocionó al decir que “Quilmes me devolvió a mi papá y quiero que sea eterno”.

Tito indicó que “Quilmes significa en mi vida un hijo más” y que “cuando estoy acá siento emoción, alegría y ganas de gritar como loco”. En la misma línea, su hijo agregó: “Cuando a él le nombrás a Quilmes, se transforma, parece que vuelve a ser él. Yo soy el hijo mayor, nos miramos a los ojos y no me reconoce. Y reconoce su pasión por Quilmes. Es increíble”.

Así, el hombre de 81 años concluyó: “Me gusta ir a la cancha, porque ahí me quieren y yo me siento feliz. Ojalá que me pueda hacer del cuadro que quiero hacerme antes de morir. Y sí, porque después es difícil, imposible”.

Fuente: C5N.com.ar