El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, es un ferviente fan del Milan y lo dejó bien en claro hoy cuando aplaudió la salida del argentino Gonzalo Higuaín del club.

 

"Estoy contento de que Higuaín se haya ido, espero que no le veamos nunca más en Milán, porque sinceramente se comporta de manera indigna", declaró Salvini, jefe de la extrema derecha italiana.

 

En declaraciones a la radio RTL 102.5, el funcionario enfatizó: "No me gustan los mercenarios" y agregó que sin Higuaín "se ha convertido en un equipo muy competitivo".

 

Todavía bajo contrato con la Juventus, Higuaín había sido cedido al principio de esta temporada al Milan, con el que marcó seis goles en 15 partidos del campeonato. La semana pasada fue cedido al Chelsea.

 

 

Fuente: Infobae.