River y Boca avanzaron a las semifinales de la Copa Libertadores y están a solamente una instancia de cruzarse otra vez.

El Millonario, polémica mediante, venció justamente a Independiente y sueña con levantar su cuarto título continental para extender su racha internacional triunfal de la mano de Marcelo Gallardo.

En tanto, el Xeneize pretende cortar la sequía: acumula 11 años sin obtener la Copa y, después de sufrir ante Cruzeiro y conseguir la clasificación en Brasil, va por más.

Lo concreto es que desde que se empezó a disputar la Libertadores en 1960, año en que Peñarol de Montevideo resultó campeón, nunca jugaron la final dos conjuntos argentinos.

Es más, apenas en dos oportunidades estuvieron frente a frente elencos del mismo país: fue en 2005 con San Pablo-Atlético Paranaense y en 2006 con Inter de Porto Alegre-San Pablo (se coronaron San Pablo e Inter, respectivamente).

Por eso, esta Libertadores 2018 podría tener una final histórica entre River y Boca, al margen de los jugosas que son las citas superclásicas habitualmente.

Boca cuenta con seis estrellas en su historial (1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007) y fue subcampeón en cuatro ocasiones (1963, 1979, 2004 y 2012). River luce en sus vitrinas tres trofeos (1986, 1996 y 2015) y se quedó en las puertas de la gloria en dos (1966 y 1976).

 

Fuente: infobae