Uno de los discípulos de Carlos Bianchi en la época dorada de Boca, allá por los inicios del 2000, alzó la voz para diferenciar al Virrey de Marcelo Gallardo, líder del River que viene arrasando a nivel internacional en el último tiempo. Mauricio Serna le apuntó al Muñeco y dejó algunos títulos importantes.

“Se veía un River que estaba cabizbajo y le había pesado mucho el partido contra Defensa. Los rostros dicen mucho y ese era el rostro del entrenador de ellos, daba pie para alimentar esa ilusión y fe de que Boca lo iba a terminar ganando”, comentó Chicho en diálogo con Pasión Azul y Oro (Radio Génesis). Y aseguró que los ademanes que realizó el estratega millonario para arengar al público fue un síntoma que puede llegar a molestar al jugador.

Luego fue directo: “No he visto nunca a un técnico de Boca pedirle aliento a su gente. Eso en Boca no existe. El hincha de Boca es así por naturaleza y eso lo hace diferente”. En cuanto a Bianchi, comparó: “Carlos nunca faltó a un entrenamiento. Nos decía en confianza que tenía hasta la bendición de no enfermarse”.

El juego de Boca creció sobre el final del certamen y en la última fecha le extirpó el título al rival de toda la vida. El colombiano compartió: “Me llena de felicidad, es un equipo que juega cada vez mejor, muestra mucha solidez defensiva y marca muchos goles. Hizo todo para salir campeón. Es un equipo muy parejo”. A la vez, se fijó en Jorman Campuzano, coterráneo y figura en el conjunto de Russo: “Me apasiona porque es mi posición, es un muchacho que recomendé, un pibe joven que demuestra tener personalidad para ser el 5 de Boca”.

Chicho había hecho campaña a favor de Christian Gribaudo en las últimas elecciones del club aunque afirmó que eso no afectó su relación con Juan Román Riquelme, actual vicepresidente segundo: “Soy consciente de que jugué en otra lista pero no soy amigo de Román por un puesto. Lo somos porque el fútbol nos puso en un mismo lugar y vivimos muchas cosas lindas. Hoy seguimos siendo amigos, hablando de la vida y de Boca. Cuando nos ganó las elecciones lo llamé y felicité”. Y añadió: “Ojalá algún día pudiera trabajar en Boca porque es mi pasión y el club que yo amo”.

Por último, reveló que se siente en el cielo por ver que su hijo defiende la camiseta azul y oro en la Cuarta División y apuntó un nombre para tener en cuenta en el próximo mercado de pases: “Daniel Muñoz es para mí el mejor jugador del fútbol colombiano. Juega como en su mejor momento Arturo Vidal. Sabe jugar de 4, tiene muy buen juego aéreo, va bien al ataque, es potente, tiene gol, sabe jugar por adentro y por afuera. Sería un gran refuerzo para Boca”.

 

Fuente: infobae