La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, anunció que los jubilados que cobran la mínima y las beneficiarias de Asignaciones Universales recibirán un reintegro del 15% del en las compras realizadas con las tarjetas de débito otorgadas por el gobierno con las que cobran los beneficios. 

“Estamos trabajando con los listados del padrón de la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social) de todos los titulares de la AUH y de jubilación mínima, que se los daremos a las administradoras de las tarjetas de débito. Esperamos más adelante incorporar a los usuarios de tarjeta alimentaria”, explicó Marcó del Pont.

La medida alcanza a 7,1 millones de beneficiarios en todo el país. Los fondos saldrán de una partida fijada por la secretaría de Hacienda, por lo que este proyecto preserva fondos coparticipables. 

Se prevé que la medida tenga un impacto potencial de hasta el 22,5% sobre la AUH y del 4,5% sobre la jubilación mínima. “La propuesta busca no financiar la oferta sino la demanda, sobre todo la de sectores de menores ingresos. Es una decisión con impacto redistributivo muy importante".

Además, aseguró que la medida "va a generar un alivio muy importante que va a ir directamente al consumo interno, que va a tener efectos reactivantes muy relevantes” y deseó que este incremento en la demanda no vaya a precios, sino que vaya a un aumento de la producción.

¿De cuánto es el reintegro?

Estos reintegros serán de hasta $700 mensuales por beneficiario, con un tope de $1400 por hogar. 

¿Cómo funciona?

La devolución se hará en la cuenta donde recibe habitualmente el beneficio de la Anses en las 24 horas hábiles posteriores a la compra con tarjeta de débito, y no sobre el pago en efectivo. 

¿Desde y hasta cuándo será?

La medida estará vigente a partir del 1 de marzo hasta agosto de este año, aunque podría extenderse por seis meses más.

¿En dónde será?

El gobierno buscará hacer llegar el sistema a los pequeños comercios y no únicamente a supermercados.

 

 

Fuente: El Destape