La venta de motos logró en junio la primera mejora interanual desde mediados de 2018, cuando impactó negativamente en la comercialización del sector la corrida y posterior devaluación que aplicó el macrismo y que terminó con el préstamos del Fondo Monetario. El mes pasado las concesionarias de motovehículos patentaron 23.050 unidades, un 8,9 por ciento más que en igual mes del año pasado, según informó este miércoles la División Motovehículos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA). Respecto a mayo previo el aumento de ventas fue del 41,3 por ciento.

Al igual que lo sucedido en el sector de los vehículos, las cifras en junio crecieron de forma interanual luego de mucho tiempo y los concesionarios de motos se entusiasman con la oportunidad que la pandemia abre para ser la alternativa al transporte público. Reclaman asegurar el abastecimiento de unidades y crédito accesible. También influyo en la mayor demanda la posibilidad de utilizar a la moto --como al automóvil-- como un alternativa de ahorro frente a las restricciones a la compra de dólares para atesorar. Esto explica las compras de unidades de mayor cilindrada, aunque el grueso de ventas se enfocó en las motos más chicas.

De acuerdo con la asociación, el acumulado del primer semestre del año ascendió a 111.119 unidades patentadas, un 39,8 por ciento menos que en el mismo período de 2019. Emparentada con su uso para ir a trabajar, la moto se presenta como una alternativa económica para moverse. "Tuvimos en junio una buena recuperación, después de meses muy difíciles, lo cual refuerza la idea de que la actual pandemia puede influir positivamente en la actividad porque los motovehículos son la alternativa ideal al servicio público de pasajeros, que hoy se busca desalentar", remarcó Carlos Movio, Director Institucional de ACARA.

En cuanto a la participación, Honda lidera el mercado con 4876 unidades seguida por Corven con 3216, que desplaza a Motomel a la tercera ubicación, con 3107, y también vuelve al cuarto escalón Gilera, con 2419 unidades. Por su parte Yamaha, que estaba cuarta, cierra en junio el “top five” con 1.973 motos. En cuanto al modelo más patentado hubo cambios significativos y la Gilera Smash (una unidad económica de baja cilindrada) lideró junio, luego de años de encabezar el ranking la Honda Wave 110S. El salto del dólar en los últimos años amplio la brecha de precios entre las marcas líderes y las de producción (o ensamble) nacional.  La Corven Energy 110 fue en segundo lugar y la Honda Wave, tercera. En el cuarto y quinto quedaron la Motomel B110 y la Keller KN 110-8 respectivamente.

Todas son unidades económicas. De hecho, dentro de la torta de ventas, el sector de ciclomotores aumentó un 84 por ciento durante mayo, casi el doble de los que subió el promedio general de comercialización.

Desde la entidad alertan por una potencial falta de unidades si se dispara el consumo, como espera el sector. "Tenemos que estar preparados y abastecidos, con una producción e importación de unidades que acompañen la demanda creciente. Al igual que lo que sucede con los autos, ya existen problemas de reposición de unidades y si no logramos equilibrar este tema corremos el riesgo de dejar pasar esta verdadera oportunidad", aseguró el directivo de la asociación de concesionarios..

 

Fuente: El destape