El ex titular del Banco Nación Javier González Fraga fue imputado ayer por el préstamo "irregular" de 18 y medio millones de pesos entregado a la empresa cerealera "Vicentín". La resolución llevada adelante porque el fiscal general Gerardo Pollicita también involucra a Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, dos responsables de Vicentín, principal aportante privada a la campaña de Juntos por el Cambio durante el pasado período electoral. Según Pollicita, esta operación califica como una "maniobra por la cual se habría perjudicado el Estado nacional".

La agroexportadora nunca saldó su responsabilidad con el Nación, con quien sostiene una deuda de 350 millones de dólares. En diciembre se declaró en cesación de pagos, y luego ingresó a la convocatoria de acreedores, lo cual implica que no tiene pensado cubrir la deuda. 

Pollicita se basó en un informe del Banco Nación que registra un considerable crecimiento entre 2015 y 2018 en Vicentín, aumentando radicalmente sus ventas y ubicándola en el puesto diecinueve de las empresas con mayor facturación del país, siendo la cuarta del rubro cerealero en dicho ránking, al mismo tiempo que verificó un aumento de sus pasivos, conformados por deudas con distintas instituciones financieras, entre ellas el BNA. 

El puntapié inicial para este dictamen fue la denuncia realizada por Fernando Miguez, por la sospecha de que la deuda de Vicentín con el Nación “superó los límites a los que podía acceder la firma en función de la normativa del Ente Regulador para las Grandes Empresas y sin fundamento alguno habría obtenido una refinanciación sin hacer las cancelaciones correspondientes para encuadrar en la normativa vigente, lo cual habría sido posible gracias a los vínculos de la empresa con funcionarios del anterior gobierno nacional y del BNA, y a sus aportes proselitistas a favor de la coalición ‘Juntos por el Cambio’, que la ubican como principal contribuyente”.    

 

 

Fuente: Página 12