El Gobierno nacional debe enfrentar hoy una situación muy crítica: se derrumba el peso y la cotización del dólar roza los $45, estableciendo nuevos récords una hora tras otra, el Riesgo País sube y las acciones argentinas en Wall Strert caen, solo por mencionar temas financieros.

En ese contexto, lejos ya de la prometida “lluvia de inversiones” y en el medio de una “tormenta de desgracias”, el presidente Mauricio Macri le restó toda importancia al tema y consideró que las políticas económicas son totalmente ajenas a este fenómeno.

"Son cosas que pueden pasar", intentó justificarse Macri, de forma insólita. En  declaraciones a Cadena 3, el jefe del Estado agregó: “Es muy importante que entendamos, nadie la tiene fácil en el mundo".

"Hoy el dólar sube lo mismo en Brasil, en Turquía, en todas partes. Hay cosas que tienen que ver con el mundo, hoy nosotros tenemos una política monetaria seria, vamos a tener un superávit comercial de 10 mil millones de dólares, el turismo receptivo no para de crecer todos los días. Han pasado cosas que nos dan mayor solidez, lo que no significa que si el mundo se devalúa frente al dólar, nosotros no devaluemos”. Desde Córdoba, Macri resaltó así que otros países, como por ejemplo Brasil, también se vieron afectados ante este aumento de la divisa estadounidense. “Todas las monedas están depreciándose contra el dólar”.

 

Fuente: Política Argentina.