El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo anticipó los paquetes de asistencia que se desplegarán en diciembre para "apoyar a quienes menos tienen”, y enfatizó en que desde el Gobierno apuestan a un "modelo de racionalidad fiscal, pero con todos adentro”.

“Estamos evaluando distintas alternativas para apoyar a fin de año a los sectores que la han pasado mal y han perdido ingresos. Queda claro que el Estado no se retira, y hay un claro compromiso del presidente Alberto Fernández de ayudar a quienes menos tienen”, sostuvo el funcionario en diálogo con Radio Continental.

Junto a la extensión de la prohibición de despidos, Arroyo confirmó que se duplicará el próximo mes, el pago de la tarjeta Alimentar, además de la puesta en marcha del plan de inclusión para jóvenes y la extensión del plan Potenciar Trabajo, que actualmente llega a 600 mil beneficiarios de la economía popular.

“Desde el Gobierno sabemos que fue un año muy complicado, y estamos evaluando alternativas para los sectores más castigados. Pero hay una clara decisión de reforzar la asistencia y el acompañamiento de manera muy fuerte para el fin de año”.

En este sentido, el ministro señaló que le preocupa la inflación en los alimentos, especialmente por el índice de precios barrial que llevan adelante desde su cartera.

“Vamos a extender medidas para abaratar costos de productos básicos como la leche a menos de $40 y el pan a menos de $ 70. Y vamos a duplicar en diciembre el monto de la tarjeta alimentaria, que llega a más de un millón y medio de madres en todo el país”, anticipó.

FMI y etapa de recuperación


Daniel Arroyo explicó que la extensión del programa Potenciar Trabajo responde a que “es una base de ingresos para quienes tienen dificultades para reinsertarse en el mercado laboral”.

En esa línea, indicó que en las distintas reuniones que mantuvo con misiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) siempre manifestó que la Argentina atraviesa “una situación crítica” desde los últimos años, que se vio agravada por la pandemia.

“Sin dudas, la reconstrucción pasa por el trabajo y la producción popular. Estamos avanzando en la reconversión de los programas sociales en trabajo, enfocados en cinco sectores productivos: la construcción, la producción de alimentos, el textil, la economía del cuidado y el reciclado. Desde el Ministerio tenemos un compromiso muy fuerte para acompañar en la reinserción laboral, porque tenemos la convicción de que el trabajo ordena al conjunto de la sociedad”, precisó.

Arroyo afirmó además que el gobierno tiene un “modelo de racionalidad económica y fiscal, pero con todos adentro. Ese es el planteo del Presidente y se ve reflejado en la prioridad presupuestaria de este año, donde hubo una decisión clara de apoyar a quienes menos tienen”.

 

 

Fuente: BAE Negocios