A través de un decreto, el Gobierno nacional oficializó el pago de un bono de 5 mil pesos para el sector privado, luego de acordar con empresarios y gremios de la CGT. Lo cierto es que esa cifra no compensa la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron los trabajadores ante la inflación.

Según la disposición, solo los trabajadores en relación de dependencia del sector privado cobrarán la bonificación, que no tendrá carácter remunerativo y se abonará en octubre, en cuotas que serán establecidas por los distintos sectores de manera individual.

No obstante, el decreto excluye de la compensación a los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, así como también los del sector agrario y los de casas particulares, es decir, a empleados que realizan tareas domésticas.

Macri ya había anunciado, días posteriores a las PASO, un bono de 5 mil pesos para empleados estatales, en el marco de las llamadas "medidas de alivio" por la crisis económica y que el gobierno impulsó tras la contundente derrota en las elecciones primarias. 

La medida que finalmente se oficializó hoy sigue siendo motivo de controversia entre la CGT y sectores empresarios como la Unión Industrial Argentina. Ayer, el cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, aseguró que esa suma no remunerativa "tiene que pagarse en octubre" y "la obligatoriedad es pagarlo en una cuota". De todas maneras, el sindicalista reconoció que existe “la salvedad de flexibilizarlo en un marco de un acuerdo entre empresarios y sindicatos en la mesa paritaria”. En este contexto, dependerá de la capacidad económica de las empresas y la presión de los gremios para negociar las condiciones.

 

 

Fuente: El Destape