El organismo multilateral de crédito al que Argentina le debe más de 50 mil millones de dólares, toda deuda contraída durante la gestión de Mauricio Macri, reveló una mirada negativa para lo que viene. 

Por primera vez el FMI reconoce que la inflación de Argentina durante el 2019 cerrará en 40% y la caída del PBI será del 1.3%, un número superior a lo que medieron la última vez. Para el 2020 recortaron el crecimiento de 2.2% a 1.1%. 

"La revisión para 2019 (-1,3%) refleja la débil recuperación (especialmente en el consumo interno y las importaciones) en el primer trimestre y las menores expectativas de crecimiento en los socios comerciales de la región (Brasil en particular)", enfatiza el informe del board del organismo internacional. 

"Con la inflación persistente, las tasas de interés reales deberán permanecer altas por más tiempo, afectando la demanda interna y las importaciones", añade el documento, y detalla que la deuda de mediano plazo representará un 60% del PBI para 2024.

 

Fuente: Política Argentina