“Durante los meses de diciembre y enero, continuó la caída en el consumo especialmente en carnes, combustibles y recreación”, advirtieron el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y el Instituto de Proyección Ciudadana tras realizar un análisis de los hábitos de consumo que tienen los habitantes de barrios porteños y el Conurbano.

A cada uno de los encuestados se les preguntó si disminuyeron, mantuvieron o aumentaron el consumo de lácteos, carnes, frutas y verduras, gaseosas, jugo y soda, salidas recreativas, combustible y medicamentos.

El relevamiento observó “un comportamiento diferencial entre estratos, siendo el nivel socioeconómico bajo el que más disminuyó el consumo en todos los rubros considerados”.

Los resultados arrojaron que el 35% de los participantes de la encuesta disminuyeron el consumo de lácteos, el 48% el de carnes, 24% frutas y verduras, 44% gaseosas, jugos y soda, 63% salidas y esparcimiento, 41% combustible, 23% medicamentos y 15% fideos, harinas y arroz.

En el otro extremo, solamente el 9% de los encuestados incrementó el consumo de lácteos, 9% de carnes, 9% gaseosas, jugos y soda, 12% salidas recreativas, 8% combustible y 10% medicamentos. Los rubros donde la mayor cantidad de consumidores incrementaron el fueron fideos, harinas y arroz (13%) y frutas y verduras (14%).

 

Fuente: Ámbito