Los precios parecen ser un potro indomable para el Gobierno nacional, ya sea por incapacidad o falta de voluntad. Y ello provoca que hoy la Argentina esté entre los diez países con más inflación en el mundo.

Pese a los discursos negacionistas y buenas intenciones del macrismo, la Argentina sigue posicionada como uno de los países con la peor gestión en cuanto a control de precios y uno paciera ver que el famoso "lo peor ya pasó" no es tan real como le gustaría al Presidente. 

El Fondo Monetario Internacional estima que hacia fin de año la inflación en la Argentina se ubicaría en 19,2%. Y si bien ello implicaría una baja respecto del 24,8% correspondiente al año pasado, estará muy por encima de lo que habían planificado en el gabinete de Mauricio Macri.

En esa línea, hoy se difundió una lista maldita que coloca a Venezuela como el "bicampeón" en la materia de disparadas inflacionarias, dado que nuevamente se lleva la primera posición. Luego le  siguen Sudán del Sur, Congo, Libia, Egipto, Angola, Sudan y la Argentina.

 

Infografía: Ámbito

 

Los números surgen del informe sobre Perspectivas Económicas Globales (World Economic Outlook) que se presentó durante el lanzamiento de la Asamblea de Primavera del FMI y del Banco Mundial en Washington.

La proyección del 19,2% de inflación para la economía argentina implica una diferencia de casi 5 puntos con lo que se planteó desde el macrismo. Se podría decir que ni siquiera el FMI le cree al gobierno, uno de sus mejores alumnos en la actualidad. De todas formas, aclaran que estos porcentajes podrían mejorarse para el año próximo pero, lógicamente, aplicando las medidas de ajuste y achique que siempre impulsan para países del tercer mundo y que se traducen en pobreza y desempleo.