La crisis pega fuerte en las casas de los trabajadores y ello se nota en todo, en especial el día a día. Cada vez son más las familias que no llegan a fin de mes, a las cuales se les complica pagar el alquiler y también son muchas las que cambiaron sus hábitos alimenticios.

 

En noviembre pasado, el presidente Mauricio Macri celebró la recuperación de mercados para la exportación de carne vacuna. Esas mayores ventas al exterior pero los argentinos no corren la misma suerte que los ciudadanos del mundo.

 

Pero, del otro lado, hubo una caída en el consumo interno: la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) informó este miércoles que las exportaciones de carne vacuna en 2018 fueron las más elevadas de los últimos 9 años, pero al mismo tiempo el consumo interno se contrajo un 4%.

 

Fuente: Minuto Uno.